viernes, 11 de diciembre de 2009

Deconstructivismo mexicano

Todos conocemos el Guggenheim neoyorquino de Lloyd Wright:



Pero ¿qué pasaría si, por algún azar tecnológico, su estructura interna quedara dislocada y sus discos interiores, cual lonchas de chopped, se movieran de un lado a otro sin control? Pues esto:



Se trata del proyecto del Museo de Arte Contemporáneo de Varsovia, del estudio mexicano LAR Fernando Romero. Romero es uno de los arquitectos más punteros de su país junto a Michel Rojkind. Aquí puedes ver más proyectos suyos.

7 comentarios:

  1. ¿Qué Pasaría?
    Pues sucedería que por “algún azar tecnológico”, dejaría de existir la relación entre la forma y la función que Frank Lloyd Wright proyecta.
    Sucedería que a una arquitectura orgánica que nace de la función la DISLOCARÍAS, de la misma manera que cuando a un ser/animal orgánico le dislocas la columna vertebral, o le añades un brazo lo conviertes en un MONSTRUO.

    Copiarías tan solo una superficie visual, una mera ilusión de la realidad, “sin control” perdiendo así todo su sentido.

    ResponderEliminar
  2. Si CFS tiene toda la razón, uno no puede dedicarse a copiar tan mal. La arquitectura no consiste en eso, espero que ese edificio no salga realmente del Guggenheim, ni con ese razonamiento.

    ResponderEliminar
  3. Ya, pero esos "monstruos dislocados" se convierten en focos de atracción para turistas y sus divisas, iconos identitarios para ciudades, regiones o países hambrientos de notoriedad y ruido mediático para arquitectos narcisistas ávidos de portadas en revistas especializadas. Pero tranquilos. Si una cosa buena tiene la crisis es que nos está poniendo a todos en nuestro sitio, y la arquitectura no es excepción.

    ResponderEliminar
  4. Como mexicana, y estudiante de arquitectura, no creo que Fernando Romero pueda ser considerado como uno de los mejores exponentes de la arquitectura mexicanos, Rojkind creo que tiene más puntos a su favor. Los proyectos de Romero tienen mucha fuerza visual, sí, pero carecen de la vital conexión entre la forma y la habitabilidad, no se puede diseñar solamente pensando en cómo lucirá una edificación para que sea un atractivo turístico en la ciudad en la que se construye, sino que se hace pensando en el espacio en el que se puedan realizar actividades plenamente, y a mí parecer, Romero no es nada más que un buen marketing, buenas conexiones (es allegado de Slim) y buen presupuesto.

    ResponderEliminar
  5. Como mexicana, y estudiante de arquitectura, no creo que Fernando Romero pueda ser considerado como uno de los mejores exponentes de la arquitectura mexicanos, Rojkind creo que tiene más puntos a su favor. Los proyectos de Romero tienen mucha fuerza visual, sí, pero carecen de la vital conexión entre la forma y la habitabilidad, no se puede diseñar solamente pensando en cómo lucirá una edificación para que sea un atractivo turístico en la ciudad en la que se construye, sino que se hace pensando en el espacio en el que se puedan realizar actividades plenamente, y a mí parecer, Romero no es nada más que un buen marketing, buenas conexiones (es allegado de Slim) y buen presupuesto.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Que tenga parecido con el solomon guggenheim no significa que tenga relación con este, por notas como esta sin ningún aporte critico o análisis reflexivo el trabajo de muchos arquitectos pierde credibilidad, bien pudimos hablar de muchas cosas sobre el proyecto y se enfocan en lo más trivial y ademas sin constancia de que esto sea así, hacer una burda comparativa es el limite del post.

    Fernando Romero hace una buena relación entre forma-historia-arquitectura tratándose de museos, lamentable en cuanto a la satisfacción del usuario entiéndase que por usuario están los trabajadores, visitantes y piezas de exhibición no es muy buena, su trabajo desde que egreso de la Ibero a sido progresivo y tenido buenas colaboraciones con arquitectos mexicanos como Tatiana Bilbao quien trabajó con el en el mismo despacho y juntos hicieron muchas cosas buenas y ha tenido colaboraciones internacionales como el proyecto casa da música en colaboración con rem koolhaas en Portugal lamentablemente todo trabajo de este arquitecto es relacionado con su suegro aunque mucho de su trabajo haya sido antes de emparentar con este.

    ResponderEliminar