domingo, 8 de marzo de 2015

Invertir en caos



"-Lo que necesitamos hoy más que ninguna otra cosa es invertir en belleza, porque la belleza es la armonía que surge del caos. Pero invertimos en caos ¿Por qué? Porque el caos da muchos más beneficios económicos que la paz, por esa razón. Mire a su alrededor, nada está orientado a la belleza, desde la arquitectura hasta el arte, cualquier cosa, todo está destruído. La belleza es una especie de válvula de seguridad para la gente. 

(...) Cuando empecé en la música tenía la impresión de que teniendo éxito, algo que por desgracia he tenido, podría hacer cosas que fueran diferentes, pero cuanto más éxito tienes, más prisionero te vuelves del sistema porque no te permiten hacer cosas (...), te conviertes en un producto, si eres la Coca-Cola no querrías cambiar el gusto [de la bebida], tienes que seguir haciendo lo mismo hasta que mueres. Por eso hay gente de una cierta edad que siguen haciendo lo mismo y caen en el ridículo.

(...) En otras palabras, tenemos a la música y tenemos al compositor. ¿Quén controla a quién? Si la música controla al compositor el resultado será honesto y saludable. Si el compositor controla a la música, el resultado será deshonesto y puro negocio. La música es lo más importante. Yo sirvo a la música.(...)

-¿Por qué aceptó la invitación de venir a Doha para la inauguración del anfiteatro Katara?
-Acepté porque es muy inusual ver un país que parece estar interesado por la educación, el arte, la ciencia, la cultura. Para mí es la clave para luchar contra la actual crisis, (...) la crisis financiera no es tan importante como la crisis de la cultura. (...) Poder ver un teatro como este, uno nuevo, da esperanza.(...)


-¿Qué le motiva hoy en día, es evidente que este proyecto en Qatar le ha motivado, ha creado música original para la inauguración, cuál es la chispa creativa que le mueve en la actualidad?
-(...) La razón por la que hice esto para Qatar es porque he visto por primera vez un país interesado en algo que la gente necesita más que nunca; porque todo lo demás, toda la misera que tenemos se debe al hecho de que, como dije antes, carecemos de belleza, de calidad de vida. La calidad de vida no es dinero, es algo más, al igual que la civilización no es tecnología. No estoy en contra de la tecnología, pero ¿se puede imaginar la alta tecnología sin gente civilizada? ¿Lo peligroso que puede ser? (...)

-Si le pidiera que compartiera conmigo los mejores momentos de su carrera como compositor, qué me diría, estoy pensando en las películas, ¿quizá Blade Runner, Alejandro Magno...?
-Si hablamos de música para películas, Blade Runner fue muy importante porque fue muy profética. Si hice la música para esa película es porque sentía que íbamos en esa dirección. Eche un vistazo a su alrededor en Doha, ¿no es Blade Runner?"


(Vangelis, entrevistado para Aljazeera con ocasión de la inauguración del anfiteatro Katara en Doha en 2011).

No hay comentarios:

Publicar un comentario