lunes, 30 de agosto de 2010

Poundbury, un sueño real






Pues aunque no lo parezca, esto también es arquitectura última. Poundbury, a las afueras de Dorchester (al sur de Inglaterra) es una especie de pueblo piloto de arquitectura tradicional. La primera fase fue terminada en 2002 y se espera que quede totalmente concluido para 2025, momento en que alojará a 5.000 vecinos. Detrás del proyecto, el Duque de Cornualles, Príncipe de Gales y eterno heredero a la corona inglesa, el Príncipe Carlos, cómo no (se asienta en tierras que le pertenecen), quien seleccionó al arquitecto y urbanista Leon Krier para el masterplan. Lo descubrí en el reportaje que el fotógrafo arquitectónico Andy Spain ha hecho recientemente para Archdaily, en el que, tras resaltar las buenas intenciones del proyecto, viene a decir que se trata de un pueblo friki y artificial para nostálgicos de un tiempo que nunca volverá. Yo no lo veo mal, no me importaría en absoluto vivir allí y creo que es así como Carlos debe defender sus posturas y no con tejemanejes en la sombra aprovechándose de su privilegiada situación (como acabamos de ver con el desarrollo urbanístico londinense de Chelsea Barracks, en el que tumbó el proyecto de Rogers; ver aquí la airada carta de protesta de unos cuantos Pritzkers). De todas formas, cabe preguntarse qué sentido tiene reproducir algo que afortunadamente tan bien se conserva en la campiña inglesa y que además cuenta con lo que Poundbury no tiene: la valiosa pátina de lo añejo, que es lo que da cualidad humana a los lugares. Por otro lado ¿es realista como proyecto urbanístico aplicable a gran escala? Con una densidad de habitantes tan baja ¿no acabaríamos creando un macropueblo ingobernable y nada ecológico que consumiría terreno y recursos en cantidades brutales? Juzga tú mismo paséandote por el pueblo en su web.

domingo, 29 de agosto de 2010

Atocha revisited








Leí en El País de ayer un artículo sobre la ampliación de la estación madrileña de Atocha y me decidí a hacer unas fotos del estado de las obras. Rafael Moneo vuelve a la estación tras la ampliación que realizó en 1992 para dar cabida al AVE de Sevilla. Precisamente la ampliación actual (en realidad sólo la primera fase, habrá dos más), cuya inauguración se prevé para finales de año, se ha realizado para alojar los futuros AVEs que llegarán a Valencia. Moneo ha partido de su primera ampliación repitiendo formas y estructuras, así el nuevo vestíbulo de llegadas, con una marquesina de cristal con tejadillos en doble vertiente, es muy parecida a la que ahora da entrada al AVE sevillano desde la plaza; la nueva terminal de llegadas, un gran rectángulo de acero y cristal, recuerda también a la ampliación antigua (que queda para terminal de salidas, la estación toma así la estructura propia de los aeropuertos), y 16 de las cúpulas perforadas utilizadas hasta ahora como aparcamiento se reutilizarán para formar parte de la nueva estación. La mayor novedad externa reside en una impresionante cubierta cuya vista desde la calle de Alfonso XII o la propia plaza de Atocha resulta forzada, aunque a ras de vías la cosa mejora, y por supuesto los materiales: adiós al ladrillo del 92, bienvenidos el acero y cristal. Por dentro habrá una importante mejora: paredes y columnas irán pintadas de blanco, el hormigón visto de la primera ampliación resulta lúgubre. Por lo demás decir que tanto presupuestos como fechas de entrega parece que van a cumplirse, lo cual es todo un logro en semejantes obras.

viernes, 27 de agosto de 2010

El arquitecto humilde



Un arquitecto que descubre nuevos mundos arquitectónicos en un viaje iniciático desde su Noruega natal a Marruecos en un 2CV. Un arquitecto que gustaba de llegar hasta los edificios singulares que quería visitar en bicicleta para apropiarse así mejor del genio del lugar. Un arquitecto que nunca trabajó con más de 5 personas en su despacho. Un arquitecto que apenas construyó 20 edificios en toda su vida, ninguno de gran tamaño, siempre con un escrupuloso respeto por la naturaleza. Se llamaba Sverre Fehn. Anatxu Zabalbeascoa le dedica la última entrada de su blog, no te la pierdas.
(En la foto, el primer proyecto -unos aseos públicos- que realizó tras la concesión del rutilante premio Pritzker en 1997).

jueves, 26 de agosto de 2010

El Empire amenazado



Otra polémica sobre el skyline neoyorquino. César Pelli va a levantar una torre de 366 metros (el 15 Penn Plaza) muy cerca del Empire State, lo que ha causado la enérgica protesta de su dueño ya que según él arruinará la vista de la emblemática torre y estropeará la típica postal de la ciudad. Las autoridades locales están a favor del proyecto porque dará nueva vida a la zona y hasta el alcalde, Michael Bloomberg, ha defendido la nueva torre señalando que "la competencia es algo maravilloso". Curbed, esa pintoresca mezcla de Sálvame y Segunda Mano neoyorquino, ha señalado que la verdadera razón por la que el dueño del Empire está en contra es porque unos clientes de Hong Kong que iban a alquilar varias plantas del edificio se echaron atrás al conocer el proyecto de Pelli. Al parecer estropeaba el feng shui de la torre... Más.

domingo, 22 de agosto de 2010

Apartamentos




Leíamos hace unos días en El Mundo una noticia que nos dejaba anonadados: el apartamento más caro del mundo estaba en Londres, un ático que se ha vendido por la friolera de 170 millones de euros (a unos 7.200 euros el metro cuadrado), en el exclusivo complejo residencial One Hyde Park que Richard Rogers ultima en la capital británica con 80 viviendas de lujo distribuidas en 4 torres hexagonales. Scánners de iris para acceder a los ascensores, servicio de guardaespaldas, acceso privado a uno de los restaurantes más exclusivos de Londres, habitación del pánico o cristales a prueba de balas son algunos de los extras que equipa la vivienda.

Como sin duda, avezado lector, habrás notado, la segunda foto no corresponde a la misma urbanización. Hemos contrapuesto el superático londinense a un apartamento a la venta en Torrevieja por 60.000 euros (a algo más de 1.000 el metro). ¿Pensabas que el famoso apartamento en Torrevieja era una entelequia existente sólo en el imaginario colectivo? Pues no. Torrevieja, blanca de sal y morena de soles, ha conseguido un logro social que ni el mismísimo Karl Marx se habría atrevido a soñar: ofrecer a las clases menos pudientes una segunda vivienda cerca de la playa, ahí queda eso. El otro precio, el ecológico, alto: destrozar buena parte de su litoral. Como señalaba Luis Fernández-Galiano en una entrevista reciente conducida por Iñaki Gabilondo, sacrificar parte de la costa para ofertar vivienda accesible puede tener sentido a condición de salvar el resto de la costa de dicho urbanismo agresivo, el problema es, continuaba el director de Arquitectura Viva, cuando toda la costa quedaba hormigogeneizada (el término es mío, que hoy tengo el día curioso). Qué diferencia de aquel turismo de los felices años 20 del pasado siglo, olvidado el terrible terremoto que asoló la zona en 1829 (y del que es recuerdo el urbanismo en perfecta retícula del centro de la ciudad), cuando se levantaban las casetas de mar y balnearios portátiles a primeros de julio y se desmontaban el uno de octubre y que, como exigía el ayuntamiento torrevejense, no debían incluir material sólido de ninguna clase siendo el propio inquilino al que se otorgaba el permiso el que las debía desmontar (¿las primeras viviendas modulares y sostenibles de España?), eran los tiempos del famoso tren botijo que traía a los turistas (viajeros más bien) madrileños tras 20 horas de periplo... Llegó después la fama primero incipiente con el veraniego Concurso de Habaneras (típicas composiciones musicales que recuerdan el tráfico marinero de la ciudad con La Habana), cuya inauguración en 1955 fue portada en el ABC (algo a lo que contribuyó que importantes personalidades madrileñas veraneaban en la ciudad) y después con el boca a boca en los 60 y 70, y no sólo de turismo madrileño: en 1966 una intrépida colonia de suecos se instala en una urbanización cercana a La Mata, un tramo de cuya playa recibió durante muchos años el nombre oficioso de playa de los suecos, para construirse bungalows unifamiliares (en la zona en los años venideros se creó una populosa colonia escandinava que aún perdura), con una arquitectura simple pero a años luz de la que existía en la zona (y de la que vendría después). Por aquella época también desembarcó una constructora alemana con un planteamiento completamente distinto, levantando varias torres de aire lecorbuseriano con pequeños apartamentos que se vendieron directamente en Alemania (más de uno fue miserablemente estafado). La fama mediática vendría poco después con el popular programa concurso Un, Dos, Tres... (el regalo estrella era el traído y llevado apartamento en Torrevieja, expresión que quedó fijada en el lenguaje) y hasta hoy. Convertida por el anterior gobierno del estado en rimbombante municipio piloto de excelencia turística, la ciudad recibió importantes inversiones para levantar proyectos singulares (hemos hablado de ellos hace poco) de estrellas como Toyo Ito o Alejandro Zaera (hubo incluso un mastodóntico proyecto de Calatrava cuya maqueta ha rondado por ahí), con el fin, quizá, de compensarla por el expolio urbanístico perpetrado durante tantos años y la pérdida casi total de su identidad pesquera y salinera.

sábado, 21 de agosto de 2010

El Lateral: Museo Teatro Romano de Cartagena



Seguimos con nuestra ronda de museos, ahora con el Museo del Teatro Romano de Cartagena, obra de Rafael Moneo inaugurada en 2008. El proyecto consiste en tres edificios, uno ya existente (el Palacio Pascual de Riquelme, un edificio del siglo XIX que se optó por mantener y que incluye la entrada al museo en la Plaza del Ayuntamiento), y dos edificios nuevos: uno anexo al palacio para exposiciones temporales en el que se encuentra también la cafetería y otro, detrás de éste y separado de él por la calle General Ordóñez, donde encontramos la exposición permanente y el acceso al teatro romano salvando la importante diferencia de altura existente entre la entrada y el teatro mediante ascensores y varios tramos de escaleras mecánicas, quizá lo menos logrado, aunque permite unas vistas de vértigo de las distintas plantas (las salas están abiertas a un atrio con lucernario). Para el visitante no hay separación entre los edificios, ya que se pasa de los primeros al segundo a través de un corredor subterráneo. Los restos de la iglesia de Santa María la Vieja quedan también incorporados al museo al estar situados sobre un lateral del teatro, aunque por desgracia no se pueden visitar. Moneo ha realizado una compleja incisión en un tejido urbano especialmente denso que ha permitido establecer un acceso directo y cómodo al teatro, construido entre los siglos V y I a.de C. y que permaneció oculto hasta 1988 dado que la ciudad se había construído literalmente encima (hasta los 90 había viviendas sobre él e incluso una pequeña calle). Esta cualidad de pasadizo a través del tiempo es la que realmente hay que valorar en el museo, más allá de la muy somera exposición permanente de restos. Sorprende también la decisión de mantener el Palacio de Riquelme (un edificio interesante pero sin un valor arquitectónico realmente destacado) justo en la parte más visible del museo, en frente del emblemático Palacio Consistorial recién rehabilitado, donde una vez más Moneo demuestra su gran respeto por el entorno arquitectónico y su voluntad de pasar desapercibido (otro starchitect habría metido la piqueta y habría hecho una construcción epatante).

jueves, 19 de agosto de 2010

El Lateral: el MAHE



El Museo Arqueológico y de Historia de Elche es un proyecto de los arquitectos José Amorós, Rafael Navarro, Antonio Serrano Bru y José Juan Fructuoso que continúa y amplía la labor del museo arqueológico municipal "Alejandro Ramos Folqués". El museo comprende un edificio de nueva creación y el Alcásser de la Senyoria, una antigua fortaleza construída entre los siglos XI y XV que requirió una importante labor de rehabilitación. Ambos están comunicados a través de galerías en el subsuelo. El museo se inauguró en 2006 con una exposición temporal que trajo a la ciudad a la Dama de Elche, escultura cuyo retorno permanente se reclama desde hace algunos años.

martes, 17 de agosto de 2010

El cubo de BIG



Este imponente proyecto de nombre TED es un diseño de los daneses BIG para Taiwan. Con forma de cubo perfecto de 57 metros de altura, irá cubierto de lamas de hormigón y estará horadado para que sus visitantes puedan acceder al tejado que actuará como parque y espacio para eventos. El edificio alojará también oficinas, hoteles, salas de exposiciones, tiendas y restaurantes. Más en Inhabitat.

sábado, 14 de agosto de 2010

Ántrax arquitectónico



Se ha fallado el ganador de la Carbuncle Cup británica, se la ha llevado la Strata Tower, en Londres, de BFSL architects. El carbuncle del nombre no es otra cosa que el carbunco o ántrax, una bacteria que de afectar al ser humano provoca síntomas tales como una herida pruriginosa, similar a la picadura de un insecto que puede ampollarse y formar una úlcera (llaga) negra, que, por lo general, está rodeada de una hinchazón considerable. A menudo se desarrolla también una costra, que luego seca y cae al cabo de 2 semanas. Como es obvio, por consiguiente, recibir este curioso galardón no es motivo de regocijo, ya que se otorga a la construcción más pegote de la Gran Bretaña. El edificio, que con sus 147 metros es la torre residencial más alta de Londres, lleva en su ápice tres turbinas eólicas que aportarán el 8% de la energía que el edificio necesita y que le han hecho ganarse el mote de "afeitadora eléctrica". El premio lo otorga una revista de arquitectura de nombre Building Design, que claramente está por una arquitectura clasicista, y han tomado el nombre bacteriano de un discurso pronunciado por el príncipe Carlos en 1984, cuando tildó un proyecto de ampliación de la National Gallery de "monstrous carbuncle". Por cierto que el ántrax fue utilizado hace algunos años como arma bacteriológica por grupos terroristas que lo mandaban por correo. El ántrax arquitectónico resulta también devastador: se mofa de la arquitectura moderna (curiosamente la lista de nominados sale a la par que los Stirling, y, como en aquel premio también se eligen 6 finalistas) y se ríe de los (supuestos) errores ajenos. Juzga por tí mismo echando un vistazo a esta galería de fotos de la torre.

viernes, 13 de agosto de 2010

La ruina es bella



A veces, en mitad del anodino mar de cemento y ladrillo, surgen vestigios de otros tiempos que sorprenden tanto o más que las arquitecturas últimas...

lunes, 9 de agosto de 2010

El Lateral: Auditorio-conservatorio de Torrevieja



El Auditorio-conservatorio internacional de Torrevieja se ultima ya (su inauguración está prevista para finales de este año). Realizado por el arquitecto Jose María Tomás (fichado por Rogers para el macroproyecto del Parque Central valenciano), contará con un auditorio para 1.800 personas que dispondrá de una sala sinfónica y otra de cámara y un conservatorio para 240 alumnos. El objetivo es que se convierta en el germen del futuro campus universitario torrevejense. Ha costado 36 millones de euros (más fotos en el Lateral).
La ciudad de Torrevieja, aupada gracias al turismo nacional y extranjero, cuenta con 100.000 habitantes y varios proyectos singulares: el Teatro Municipal de Alejandro Zaera (FOA), un paseo marítimo a cargo de Carme Pinós y el fiasco de Toyo Ito. Y aún hay más: se acaba de inaugurar el primero de los ayuntamientos periféricos de la ciudad (el de la pedanía de La Mata, a 6 kilómetros de Torrevieja, ver fotos en el Lateral), que ha costado 3,3 millones de euros, y su alcalde, el incombustible Pedro Hernández, ya ha adjudicado las obras del futuro Museo de la Semana Santa diseñado por otro reputado arquitecto local, Javier García-Solera, por un monto total de 5,6 millones de euros.
En la Comunidad Valenciana parecería que la burbuja no ha estallado. Hay importantes proyectos en las tres capitales: Valencia con el ya mencionado Parque Central, un complejo proyecto urbanístico que implica un importante soterramiento de vías con el que se pretende crear nuevo suelo para un gran parque de 23 hectáreas junto a equipamientos y viviendas y ayudar a una mejor vertebración de la ciudad. Por el ingente proyecto compiten Alejandro Zaera, Kathryn Gustafson, Adriaan Geuze, Richard Rogers y Zaha Hadid. Vendrá a costar 800 millones, con los que se podrían construir casi tres ciudades de la Justicia como la de Chipperfield en Barcelona o 10 hospitales de tamaño medio como el que CASA Sólo Arquitectos está a punto de estrenar en Cartagena, que encima es de diseño. Sólo la futura estación del AVE de César Portela costará unos 220 millones (más que el MAXXI de Hadid). A su vez, Alicante tendrá su Casa Mediterráneo, proyectada por Manuel Ocaña, y que reconvertirá una antigua estación en un gran espacio cultural por unos módicos 6 millones. Finalmente, Castellón vuelve a reivindicar su calatrava, una feria de muestras (L´Espai Comercial) que el valenciano diseñó hace dos años y estaba en stand-by dado su alto presupuesto (60 millones).
Acabo ya. El curso que viene la Comunidad Valenciana reducirá 1.200 plazas de profesores de Primaria y Secundaria (un 10% en relación con el curso anterior). La medida ahorrará 50 millones de euros.

sábado, 7 de agosto de 2010

Diseño y Virginia Woolf



¿A que no parece un Bed and Breakfast? Pues lo es. Con un diseño a la última y en St Ives, el hermoso pueblo costero lleno de resonancias literarias y artísticas en Cornualles (tierra de antiguos piratas hoy relevados por surferos), ofrece vistas sobre el faro de Godrevy, el que inspiró To the Lighthouse de Virginia Woolf... ¿Más? Visita su web y lee un artículo sobre él en The Guardian.

viernes, 6 de agosto de 2010

El Lateral: el MURAM de Cartagena



Traemos hoy al Lateral imágenes del MURAM (Museo Regional de Arte Moderno) de Cartagena. El Museo consiste en dos inmuebles: el Palacio Aguirre, acabado en 1901 en estilo ecléctico-modernista encargado por el industrial minero Camilo Aguirre al catalán Víctor Beltrí, arquitecto favorito de la burguesía local, que trajo de su tierra el estilo modernista tan típico de la ciudad murciana (se conserva casi en su estado original y se puede visitar en parte), y un edificio anexo, terminado en 2009 por (cómo no) Martín Lejarraga, donde, respetando la fachada modernista original, el arquitecto vasco con estudio en Cartagena se permite sendas intervenciones en forma de futuristas lamas metálicas basculantes en la entrada al museo y la última planta. El anexo incorpora varias sobrias salas que no quitan su protagonismo a la obra expuesta (como debe ser) dejando para la escalera (en metacrilato verde que deja pasar la luz de un lucernario) y el ático (un espacio diáfano a dos niveles recubierto totalmente por lamas y con una colorista pared de azulejo que hace referencia a la decoración modernista) el toque rabiosamente moderno. La arriesgada combinación entre los dos edificios separados por más de un siglo es acertada, aunque la conexión entre ambos inmuebles puede resultar complicada (se resuelve con varios tramos de escaleras de difícil acceso para personas con movilidad reducida o carritos de bebé).

jueves, 5 de agosto de 2010

Parecidos razonables




Vamos a ver. Si al bloque de apartamentos de arriba (el One Central Park en Sydney de Jean Nouvel, las obras empiezan en diciembre) le quitamos los arreglos florales de Patrick Blanc, el del jardín vertical del Caixaforum madrileño que ya trabajó con el Pritzker francés en su museo del Quai Branly, y la enorme visera firma de la casa (que incorpora un heliostato: una serie de espejos motorizados que seguirán al sol y reflejarán su luz sobre el atrio y las terrazas, por la noche estará también iluminado) lo que nos quedaría se parecería mucho al Beirut Terraces de Herzog y De Meuron (render de abajo), cuyas obras ya han empezado.

lunes, 2 de agosto de 2010

Botín ficha a Piano

Emilio Botín, animado suponemos tras el éxito de su banco, el Santander, en los stress tests europeos, ha tirado la casa por la ventana y va a ofrecer 50 millones de euros para levantar el Centro Botín de Arte y Cultura en Santander (ya puestos podría haberse estirado un poco más, no me extrañaría que el monto final fuera bastante superior, contratar a un starchitect es lo que tiene, de todas formas está previsto que también las administraciones aporten lo suyo...con la que está cayendo). La fundación Marcelino Botín, presidida por el banquero, ha elegido a Renzo Piano para llevar a cabo el centro, una elección interesante, aunque hay quien dice que las asignaciones a dedo las carga el diablo. Según El Diario Montañés la "identidad" del proyecto se basa en la regeneración de una zona urbana de la bahía para disfrute de la población al mismo tiempo que se crea una infraestructura cultural nueva con "personalidad urbana y arquitectónica" (se habla incluso de icono, que yo pensaba que ya era palabra tabú, se ve que no han leído aún el libro de Llàtzer Moix). La idea es hacer un edificio que sirva de conexión entre la ciudad y el mar y no suponga (como acabó sucediendo con el proyecto de Bofill y Portela en La Coruña) una barrera urbana, para lo cual parte del mismo irá soterrada. Como objetivos aún más ambiciosos, la creación del que llaman "Eje cultural del Norte": Guggenheim - Chillida-Leku - Centro Botín y Centro Niemeyer en Avilés (se olvidan de la Ciudad de la Cultura de Santiago) y la consecución de la capitalidad cultural europea para Santander en 2016. Su fecha de finalización está prevista para 2015.

Éste será el primer edificio de Piano (coautor junto con Rogers del Pompidou parisino) en nuestro país, si no se le adelantan los que tiene en proyecto para Denia (un auditorio y un hotel también en la zona portuaria):